Método Gabla: La manera de comunicarte con tu bebé antes de que hable

aprendizaje Babysign comunicación bebé comunicación gestual empoderamiento bebé estimulación temprana gestual gestos bebé método Gabla pelota pikler

Cuando conocimos el proyecto Método Gabla nos llamó muchísimo la atención, porque no entendíamos de qué forma podría comunicarse un bebé con sus padres antes de que aprendiese a hablar o emitir más de una o dos palabras seguidas.

¿Cómo funciona el método?

Este método consiste en que el papá o la mamá del bebé le enseñe signos a través de sus manos y le muestre una imagen o algún elemento representativo o bien le ayude a interiorizar un gesto mientras hablan con ellos, para que puedan asociarlo a algo concreto. Son gestos que se pueden ir repitiendo al bebé hasta que poco a poco comience a asociar el concepto con el signo. De este modo, poco a poco, el pequeño entenderá que a través de un lenguaje simbólico e icónico puede comunicarse bien con su familia, sin tener que pasar por lloros o situaciones de frustración, porque ve que no logran entenderle.

Este método promueve un concepto como es la comunicación temprana gestual (un concepto creado por los fundadores de Método Gabla), que ayuda enormemente en las capacidades motrices de cualquier niño, permitiéndole ser más autosuficiente, haciéndole sentir más seguro, más empoderado, más tranquilo y  también fomentando enormemente el proceso para hablar, a través de la comunicación y del movimiento libre.

El Método Gabla permite comunicarnos a través de las manos con nuestros bebés, para entender palabras clave como pueden ser "miedo", "pis", "comer", "perro", "coche"... Palabras individuales, pero que pueden entenderse perfectamente en un contexto y que nos permiten ir fomentando una comunicación cada vez más clara entre ambas partes. Los gestos traducen palabras, objetos, sentimientos, pensamientos, acciones... Y esto es fundamental para permitirnos vivir una experiencia increíble con nuestros hijos y crear una empatía brutal, sin necesidad de mediar palabra.

¿Cómo nació este proyecto?

Detrás del Método Gabla está Noelia Martín, una mamá que a través de la desesperación por entender por qué su bebé lloraba de forma tan repetida y no tener forma de entenderlo empezó a investigar y encontró el método Baby Sign, que ya existía en Estados Unidos desde los años 80, pero que en España ni se había oído hablar. Fue entonces cuando decidió documentarse y empaparse de este método, que promueve la comunicación temprana a través de la gesticulación, para poder entender qué le ocurría a su bebé. Y para su sorpresa, en cuestión de un mes su bebé ya había aprendido a hacer (dentro de sus capacidades gestuales en función de su edad) ¡Más de 50 signos distintos!

Esto le cambió la vida, tanto a ella como a su pequeño y tenía la necesidad de enseñarle al mundo este descubrimiento, para que todos los padres y madres pudieran obtener respuestas claras de su bebé cuando le hacían la pregunta del millón: ¿Qué te pasa?

Para que un bebé pueda hablar como lo hace un adulto necesita realizar muchas acciones internas a nivel físico, como puede ser la respiración, la apertura del diafragma, la posición de la lengua, etc. Y esto requiere de unos años, por lo que es más que recomendable utilizar este método para poder entender a nuestros hijos hasta que este hito humano se produzca.

Pelota Pikler y movimiento libre

Además de los gestos hay muchas maneras de ayudar a tu pequeño a desarrollar sus capacidades naturales, como puede ser con el uso de la pelota Pikler, un elemento redondo hecho de materiales 100% naturales y de forma artesanal libre de pegamentos y barnices, que rueda, que no pesa demasiado y que cuenta con agujeros para que el bebé pueda cogerla fácilmente agarrándola con sus deditos. También es perfecta como mordedor, ya que se trata de un elemento 100% natural y vegetal y fomenta la psicomotricidad y el movimiento libre, porque cogen un elemento redondo con sus manos, pueden meter los dedos, cogerla con las manos juntas, etc. También les permite desarrollar el movimiento libre  (pueden perseguir la pelota y verla rodar) y fomenta el gateo, una fase muy importante para su desarrollo.

El movimiento libre consiste en facilitar el espacio y adaptarlo para que tu peque pueda moverse libremente, descubriendo todo lo que se presenta ante él (formas, colores, olores, texturas, temperatura, etc.) Un bebé que siempre está sentado/tumbado, ya sea en el carrito, en el coche, en la trona, en la hamaca... no tiene la misma estimulación que un bebé que  va porteado por sus padres, viendo la calle y el entorno y que cuando está en casa tiene un espacio con una alfombra o un suelo adaptado en el que poder estar moviéndose libremente, observar su entorno, tocar juguetes (seguros y naturales), mirarse en un espejo (siempre con la supervisión de un adulto), notar como sus pies y sus manos tocan distintas texturas, intentar girarse, etc. El Baby Lead Weaning, el sistema Montessori y todo lo que promueva el movimiento libre y la autonomía son complementarios del Método Gabla y suponen grandes ventajas y beneficios para cualquier bebé.

¿Cuándo empieza la comunicación con nuestro bebé?

Antes de llegar a esta gesticulación queremos destacar, tal como nos ha explicado Noelia, que la comunicación durante los primeros nueve meses de vida es fundamental y que podemos transmitirnos muchas cosas a través de caricias, miradas, suspiros, abrazos, canciones suaves, agua calentita, masajes, latido de corazón, juntando nuestros vientres, meciendo, riéndonos... Hay mil formas de decirle a tu bebé que estás ahí y que le entiendes, así que os animamos a comunicaros con ellos y a disfrutar de cada segundo y de cada etapa, porque todas son maravillosas.

 


Publicación más antigua